Mostrando artículos por etiqueta: OBSTACULOS

La práctica espiritual es un proceso para toda la vida,

Haz que tu Sadhana sea regular, continuamente ininterrumpida.

El camino espiritual está lleno de OBSTÁCULOS y cuando aprendas uno, otro te está esperando.

No dejes que los fracasos te desanimen, sigue sacando lo mejor de ti.

Que tu voluntad sea firme, constante e inquebrantable.

Busca la Verdad hasta donde te lleve, a cualquier precio y pese a cualquier sacrificio.

Tienes en tu interior una inmensa fuerza y una reserva infinita de energía.

Así que no dejes que nadie te desaliente.

Los obstáculos son los peldaños en el camino del éxito; ellos fortalecerán tu voluntad.

Una poderosa fuerza que impregna todo el cosmos esta contigo.

Actúa ahora, vive ahora, se feliz.

 

Sw. Sivananda

 

 

 

LOS 9 OBSTACULOS QUE NOS PODEMOS ENCONTRAR EN LA PRACTICA

Y quizá, en la vida diaria.

Enfocar la mente no es tarea fácil y por esto, fueron creadas las prácticas de yoga.

Los pasos de referencia que Patanjali nos deja para ello son:

- Centrar la mente (Dhārāna), manteniéndola en los objetos que los diferentes sistemas nos ofrecen como soportes de la atención. La respiración o el cuerpo físico son algunos de los más utilizados.

- Entrar en comunión continua con este objeto, sin dejar que nada nos aparte o distraiga, este sería el segundo paso, Dhyana.

- Y finalmente fundirnos con él, (Samādhi).

En el camino hacia esa fusión para comprender y experimentar lo que somos aparecen obstáculos. A veces con unas formas muy sutiles otras más evidentes, pero finalmente y muchas veces sin darnos cuenta nos sacan del trayecto, en ocasiones para traernos de vuelta, pero en otras para alejarnos inconscientemente.

Por ello nos parece de vital importancia, enunciarlos, analizarlos, para así entenderlos e identificarlos y no dejarnos desviar.

Seguro que leyendo estas notas se te pueden ocurrir alguno más, ¡estupendo!, compártelo con nosotros.

Los obstáculos que nos podemos encontrar definidos por Patanjali son los siguientes:

Enfermedad, letargo, duda, prisa, impaciencia, resignación o fatiga, distracción, ignorancia o arrogancia, pérdida de la confianza, (incapacidad para dar un paso nuevo).

El orden no altera el producto. Incluso pueden presentarse varios, según los períodos vitales en que nos encontramos.

1. ENFERMEDAD-Vyādhi

Quizá es el más evidente de los obstáculos, todos sabemos como nos encontramos y la poquísima energía que sentimos en estos momentos, que generalmente nos lleva a pensamientos poco claros e incluso negativos.

El caso es que cuando nuestro cuerpo presenta algún malestar, sea de la naturaleza que sea, nuestra mente no está en condiciones de hacer nada más. La fuerza física está agotada y todos los recursos vitales están volcados en volver a restablecer el equilibrio.

Es por ello que los yoguis crean los sistemas de purificación y limpieza como son los Sat Kriyas, en un intento de mantener el cuerpo equilibrado y no detener la práctica.

Todos sabemos que en ocasiones hay estados de enfermedad o desequilibrios físicos que pueden ser y son de gran aprendizaje, y el propio estado puede convertirse en el objeto de contemplación y en un gran trabajo de aceptación,

Pero para algunos, esto quizá es un estado muy avanzado aún de práctica.

No entraremos ahora en las causas que producen esta enfermedad o desequilibrio, que en ocasiones son avisos y toques de atención de nuestros hábitos inadecuados de vida. Estos puedes consultarlo en el post del blog “Nada puede sustituir al descanso” y darte

algunas pistas de cómo detectarlos a tiempo y evitarlos.

- Antídotos y prevención para la enfermedad:

Alimentación adecuada, el sueño adecuado etc…

Practica de Sat kriyas.

2. PESADEZ, LETARGO, INDOLENCIA – Styāna

“¿Para qué voy hoy a levantarme tan temprano?”, “con lo a gusto que estoy ahora en el sofá viendo una peli”, “con el día que llevo, solo tengo ganas de llegar a casa y no hacer nada.”

No podemos pasar por este obstáculo sin mencionar la guna tamas (pereza): cuando nuestro estado mental se nubla y queda subyugado a los estados de ánimo y estos se apoderan de nuestras acciones.

Puede presentarse tb como un estado de indolencia, es decir, incapacidad para expresar los sentimientos, amar, generar empatía. Sentir angustia ante los cambios o estado de tristeza permanente.

Para mujeres poner especial atención en los ciclos menstruales. Las estaciones internas pueden darnos muchas pistas, e incluso nos pueden ayudar a verlos llegar con anticipación y prevenirlos. Además nos ayudará a ajustar nuestra práctica de una forma mucho más natural y respetuosa… recomendada lectura de Poder Indómito.

- Antídotos para la pereza:

Esos días, en esos momentos, recuerda los beneficios que te aporta la práctica. Lo bien y agradecido que queda el cuerpo y el alma después de ella y utiliza este pensamiento para salir de él.

Karma yoga, trabajo desinteresado por el bien común.
Asana: el pez

el_pez_obt2.jpgdiseño_origen_post_01.jpg

3. DUDA-Samsaya

“¿Y esto me vale realmente para algo?”, “no sé ni siquiera si lo hago correctamente”, “quizá debería probar otra práctica, otra escuela, otro profesor”,“he visto en internet y sus redes que fulanito dice tal y menganita hace cual, se contradicen”, desconfianza…

¿Te suena? Quizá este obstáculo sea uno de los más sutiles y el más difícil de detectar y sortear.

No obstante, cada cierto tiempo, cuando estamos emprendiendo una práctica continuada, siempre es necesario replantearse donde uno está. Tomando como referencia cómo se encontraba antes y después de emprender su práctica.

Pero siempre desde el que observa, y con la perspectiva del tiempo. Para que no sea fácil creerse cada pensamiento que pasa y quedarnos paralizados por ellos o generando ideas negativas que se suman al cúmulo de excusas para “no hacer”.

Recuerda que la duda genera incapacidad para tomar decisiones.

¡Mucha atención aquí!

Antídotos para la duda:

Si tienes estas dudas, compártelas, consulta, para eso está la shanga, profe, libros…

Cuando encuentres un linaje, una línea de trabajo, una escuela o profesor que cala en ti, que te imprime el interés e ilusión suficiente para seguir profundizando, y en un tiempo considerable (un año por ejemplo, o puede ser menos) ha habido cambios, transformaciones y mejoría en general, no dudes, sigue. A día de hoy, como vosotros nos compartís, todos nos hemos vuelto en mayor o menor medida usuarios de las redes, y encontramos teorías, consejos parejos, pero también algunos contradictorios.

La misma India es inmensa y llena de riqueza espiritual, escuelas, ashrams y filosofías, y dentro de las propias filosofías encontramos contradicciones en las traducciones del sanscrito o incluso teorías diferentes sobre el mismo párrafo de cualquiera de los textos originales. Entonces, ¿que hacer?

Lo dicho, la prueba de que algo funciona está en ti, y nada más que en ti.

Por eso, si hay transformación, hay yoga. Otra cosa es que tu mente se resista y tire de este obstáculo para detener el proceso de cambio y purificación, por eso debemos estar atentos.

Asana: La montaña, tadasana, sirsasana y salamba sarvangasana o la vela.

el_pez_obt2_copia.jpgtadasna.jpg

VELA.pngsalamba.jpg

sirsasana.jpg

4. PRISA-Pramāda

Predominaría aquí rajas (prisa-mente agitada): cuando nuestro estado mental se nubla y queda subyugado a los estados de ánimo y estos se apoderan de nuestras acciones.

Cierto es que ahora se nos pide que todo se haga más rápido y eficientemente. Que se aprenda mas rápido, tengas más formación de más cosas a la vez, etc. Y esto no ayuda a poner freno a la ambición infinita de la mente material.

¿Qué hace que, de repente, tengamos tanta ansiedad por obtener, encontrar? ¿de dónde nace ese impulso de quererlo todo ya?

El darse cuenta de que no hay objetivo, que es otra triquiñuela de la mente, es el verdadero regalo.

Antídotos para la prisa:

Hacerlo todo aún más despacio, incluso, caminar, comer, hablar, para quitarle alimento al impulso inconsciente.

Tomar conciencia de que no es el resultado, si no el camino donde nos encontramos.

Asana: La cobra


la_cbra.jpgcobra.jpg

5. RESIGNACION  O AGOTAMIENTO - Alasya

Pensamientos del tipo: “quizá esto no es lo mío”

Este es una forma muy sutil de obstáculo, ya que es parecido a la duda. Pero aquí no nos la planteamos, sino que directamente nos estamos anulando y negándonos la posibilidad de seguir. Son pensamientos del tipo: “no soy todo lo apto o bueno que debería”.

Pero esto, ¿quién lo marca?, ¿quién lo estipula? Tu juez interior, el mismo que te ensalza y te lleva a verte en lo más alto, te arrastra si te dejas llevar por los estados de ánimo y pensamientos, al subsuelo. Si entras en el circulo sin fin de estos estados cambiantes, caerás en un profundo agotamiento.

Antídotos para la resignación o agotamiento:

Darte cuenta y aceptar donde estamos. No desear estar en ningún otro lugar, ni ser o hacer cualquier cosa que hemos visto, leído o que nuestro compañero de al lado dice que hace o dice. Sólo practicar sin juzgarte.

Mantenernos en un estado de aceptación y observación permanente.

Subir nuestra energía con descanso, pranayama, y meditación.

Asana: navasana


el_pez_obt2_copia_2.jpgnavasana.jpg

6. DISTRACCIÓN-Aviratri

Este obstáculo es quizá, otro de los más evidentes y por ello de los que más nos arrasan debido a las múltiples formas que en nuestra sociedad y forma de vida se presentan. Son las responsabilidades familiares, trabajos, etc.

Es todo un arte ir priorizando poco a poco y dando el espacio que corresponde a cada uno. Ir quitando aquellos objetos externos que me sacan de lo que de verdad me equilibra.

Dentro de la propia práctica, en una dimensión aún más sutil, otro de los grandes objetos de distracción, pueden ser los propios poderes psíquicos que se van obteniendo con la práctica. Las visiones que se van desarrollando y las experiencias físicas, como moscas que van a la miel, los sentidos quieren recrearse una y otra vez en ellas, quedando como las pequeñas voladoras, atrapadas.

Por muy maravillosos que estos parezcan, si nos quedamos ahí no saldremos. Y de nuevo nos estaremos entregando nada más que al deleite y a la satisfacción transitoria de nuestros sentidos. Todo ellos están muy bien, pero no son el fin último.

La ausencia absoluta de todo deseo es el verdadero descanso y la mayor de las gracias.

Antídotos para la distracción:

Disfrutar de todo lo que la vida nos ofrece para experimentar, pero no quedarnos apegados a nada.

Buscar la resonancia auténtica de lo no transitorio.

Asana: Adho Muka Svanasana

perro.jpgadhomuka.jpg

7. IGNORANCIA ARROGANCIA – Bhrāntidarsana

Aquí, el Ego esta en su salsa. Es cuando ya creemos que lo sabemos todo. Que nada ni nadie nos puede aportar nada más.

Antídoto para la arrogancia:

Mantener la actitud de aprendiz, de eterno estudiante.

Asana: danza de Shiva, Natarajasana, Kakasana



la_danza_de_shiva.jpgnatarajasana.jpg



CUERVO.jpgkakasana.jpg

8. SOMOS INCAPACES DE DAR UN PASO MAS  – Alabdhabhumikatva

Cuando creemos que lo que nos falta es mucho aún y que las metas son inalcanzables.

Empecé con mucho entusiasmo y me vi en pocos meses convirtiéndome en una superyoguini o yogui. Y aquí estoy, dos años después, y esto va para rato, no es tan fácil… me queda mucho, jamás podré asimilar, absorber todo lo que abarca…cada día oigo palabras más raras, definiciones más complejas… Y por eso, el entusiasmo decae.

Se da cuando sentimos que no “evolucionamos”.

Es la práctica donde aparece esa falsa sensación de “no avance”, “no evolución”.

Pero, ¿de dónde a dónde evolucionas?, ¿cuál es la meta?, ¿hay meta?

Antídotos para la pérdida de confianza:

Pregúntate por que empezaste a practicar, donde estabas antes y donde te sientes ahora, para que quieres llegar a un lugar que no existe y después buscar uno nuevo que solo estas proyectando dentro desde ese “debería ser asi”.

Nada es como crees que “debe ser”, simplemente es como es, acéptalo y trae a la mente esos momentos de cuando comenzabas, y como con ilusión y sin pensar que hacías, ni hacia donde ibas te dejabas hacer … retoma esa mente de aprendiz, de principiante, por que es lo que somos y es la única forma de verdad de descubrir y dejarse sorprender por lo que llegue, lo demás no generan mas que barreras y resistencias…

Asana: Parighasana, la puerta o el candado.




el_pez_obt2_copia_3.jpgparighasana.jpg

9. PÉRDIDA DE CONFIANZA– Anavasthitatvāni

¿Estaré haciendo esto toda mi vida? Y ¿cuándo llegará el final?, ¿hay final?

Dejo de ver claro dónde estoy y para qué practicaba. No confío que pueda llegar

a nada y el camino deja de tener sentido.

Antídotos para la pérdida de confianza:

Desidentificarme de estos pensamientos y quedarme con los resultados.

Ser consciente que, llegue a dónde llegue, ocurra lo que ocurra, lo que he ido desarrollando, aprendiendo y mejorando a niveles físicos y mentales me acompaña en todo momento.

Vivir el presente y tomar conciencia que nada depende en última instancia de nosotros.

Asana: Ustrasana el camello.



CAMELLO.jpgustrsana.jpg

A todos estos obstáculos Patanjali, a modo general, recomienda como antídotos:

1.Pranayama, para calmar la mente y abrirla a nuevas dimensiones, donde no haya dudas ni obstáculos porque están más allá de la mente ordinaria.

2.Meditación en todas sus fases, para ser más conscientes de nuestras tormentas internas y su derivación en las emociones y estados de ánimo que, como hemos visto, se convierten en baches.


Texto: Hiria Bernal ( Sarada Devi ).

Publicado en Blog

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information