Mostrando artículos por etiqueta: mantra

En el texto sagrado más antiguo del hinduismo, el Rig Veda (s. II antes de Cristo), un mantra se describe como instrumento del pensamiento en forma de canto o verso.

Los mantras nos ayudan a desprendernos de los pensamientos para poder concentrarnos en la meditación. Su poder reside en la vibración que producen al cantarlos y armonizar cuerpo, mente y espíritu.

La primera vez que escuché y recité un mantra, no sabía su significado, ni siquiera lo que estaba haciendo, pero sentía sus efectos. Había algo en ellos que atraía mi atención y sentía que mi alma apuntaba al camino correcto.Me llenaban de paz, alegría, calma, me permitían salir del bucle infinito de pensamientos inconexos y repetitivos.Empecé a recitarlos a cualquier hora, en cualquier lugar, cada vez que tenía un momento de descanso en el trabajo, en casa, en momentos de paz y en momentos de tensión. Se los recitaba a mis hijos para dormirlos cuando eran bebés… y hasta cocinando... No sabía por qué, pero de alguna forma mi alma me lo pedía.

Intuitivamente sentí que tenía que desarrollar esto, y como una niña con juguete nuevo, me puse a buscar alguno que me “llamara”… Y así fue como llegué hasta el mantra budista de la Tara Verde, Om Tare Tutare Ture svaha, y durante un período que no recuerdo cuánto duró, lo recitaba sin parar, llegando permanentemente a esos espacios de calma mental una y otra vez…

Y de este modo fui alternando con el Om, Shanti, Lokah Samastah Sukino Bhavantu, según venían los recitaba e inesperadamente siempre me llevaban al mismo estado…

No fue hasta años más tarde cuando me inicié y recibí un mantra sin forma de una maestra, y que mantuve durante un largo período siempre me llenaban una y otra vez, cuando sentí con aún más claridad los efectos profundos del mismo.

La llamada de la práctica del mantra estaba ahí…cada día más clara, más llena de silenciosos regalos y calladas sorpresas.

LA PRACTICA DEL MANTRA

Si en la noche me despertaba intranquila o sorprendida por algún sueño que interrumpía el descanso, lo recitaba a veces con otros que iba aprendiendo durante las clases. Dejaba que la selección del mantra fuera inconsciente, confiando que vendría el más adecuado para cada momento… Y así sucedía. Y de nuevo entraba en un sueño y descanso más profundo y reparador. Me quedaba igual que después de cualquier sesión de asanas y meditación. El flujo de descanso se restauraba inmediatamente y sentía cómo mi mente se limpiaba de cualquier interferencia.

Pronto descubrí que, como todas las prácticas que el yoga propone, cuanto más me entregaba a ella, más efecto tenía y más fácil era entrar en esos estados de conexión directa con mi ser. Mi esencia sentía que el mantra, al igual que el agua que alimenta una planta, y que no se ve, iba calando, alimentando y facilitando ese proceso de limpieza mental.

Como en cualquier fórmula alquímica, descubrí que combinada con mudras, respiración y asanas, era aún más efectiva y liberadora.

TIPOS DE MANTRAS

Existen mantras Nirguna y mantras Saguna, sin forma y con forma.

Sin forma o abstractos como Om, So Ham

Con forma o con atributos, los que invocan deidades o aspectos del absoluto, Om namah Shivaya, Om gurudev namah.

Cuando los mantras se reciben de un maestro (si eres llamado a ese camino), el efecto aumenta exponencialmente y tu conexión con él se hace más fuerte y clara.

La mejor hora del día para recitarlos es, sin duda, la primera hora de la mañana, cuando la mente está aún poco contaminada por el ajetreo laboral, familiar etc.

Y qué decir si lo hacemos a la madrugada, entre las 3:30 y las 5:30 am, la hora del Brahma Muhurta. Según el hinduismo es la hora de mayor conexión y apertura hacia la energía divina, así que cualquier práctica que realices en este intervalo, se incrementará.

Pero no os asustéis que, como hemos descrito, cuando sientas el momento apropiado durante el día, será bienvenido y bien practicado. Recuerda que la meditación es una invitación más para escuchar las necesidades de nuestro cuerpo y mente y ponernos manos a la obra.

Desde la perspectiva de nuestra experiencia, la mejor forma de elegir alguno para comenzar, es la intuición. Si ya has tenido la oportunidad de escuchar o recitarlos, aquel que haya tocado tu corazón por el motivo que sea, o te haya hecho desplazar pensamientos o crear espacio mental, es perfecto para comenzar y despertar el maravilloso y sanador impulso de estas breves sílabas. Depende de lo que hagas o lo que busques, el significado del mantra no es tan importante como tu fe y confianza en el proceso, las ganas y la intención que pongas al recitarlo.

Igualmente los que aquí estamos proponiendo son mantras sánscritos, budistas, pero ni que decir tiene, que si tu identificación es mayor con el cristianismo por ejm. el padre nuestro o cualquier otra oración es perfectamente practicable, e incluso en algunos casos más fácil y reconocible.

Evidentemente cada mantra tiene una energía, una forma y una función diferente. Lo importante en principio es conectar e ir sutilizando los canales para poder percibirlos y llegar al uso correcto y adecuado en cada momento.

ENCUENTRA TU PROPIO MANTRA

Se cuenta la historia de un buscador que, incesantemente y día tras día, iba a visitar a su maestro, siempre muy ocupado, para que le diera una sílaba sagrada sobre la que volcar su devoción y afán de práctica. Éste, ya cansado de la reiteradas incursiones del discípulo, se dirigió a él y le dijo: “vete a tomar por donde amargan los pepinos”.

El discípulo, muy contento, bajó corriendo la montaña, como Golum con su tesoro entre manos, y durante años lo recitó en su cabaña. Pronto aparecieron discípulos que, escuchándolo recitar día a día con tanta entrega, quedaban arrobados, y llegó el día en el que el discípulo alcanzó la iluminación y todos aprendían de sus enseñanzas.

Lejos de toda teoría, necesaria en algunas partes del proceso, lo más valioso es la práctica y la actitud con la que la desarrollamos. Toda teoría se queda en nada sin la propia experiencia que nos lleva a la integración del conocimiento y por ende a la sabiduría.

En este enlace podrás encontrar los mantras que habitualmente recitamos en la escuela, y comentarte que los miércoles, en las clases ordinarias de yoga integral, dedicamos un tiempo inicial para el aprendizaje y recitado de algunos nuevos.

https://www.yogaorigen.com/index.php/yoga/item/37-mantras

Om Shanti Om Paz  
  Hari Om Tat Sat


Texto: Hiria Bernal

Publicado en Blog

Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila. Los mantras pertenecen pues al domino de lo sagrado, constituyen el lenguaje divino, y su eficacia es perfecta, "siempre y cuando sean pronunciados correctamente".

Son un atajo hacia nuestro Ser interior.

 

MANTRA OM

MANDUKYA UPANISHAD


Texto integro traducido al Castellano.

 

AUM,
el sonido eterno es la semilla de todo lo existente.
Pasado, presente y futuro no son más que
el despliegue del AUM.
Todo lo que trasciende
las tres dimensiones del tiempo, eso es en verdad el florecimiento del AUM.

Esta creación al completo
es, en último término, Brahman.
Y el Yo, es también Brahman.

AUM
Eso es el Todo,
Esto es el Todo
El Todo emerge del Todo;
el Todo surge del Todo y aún así,
es la Totalidad.

El Yo puro tiene cuatro aspectos:

El primero es el estado de vigilia,
en el que se experiencia la realidad común para todos
y en la que la atención se dirige hacia afuera,
disfrutando del mundo en toda su diversidad.

El segundo es la experiencia de mundos subjetivos,
como ocurre en el soñar.
Aquí la atención se dirige hacia el interior,
fascinada por las sutiles creaciones de la mente.

La tercera es el sueño profundo,
el descanso de la mente,
en la que la atención se encuentra suspendida.
Este estado más allá de toda dualidad,
del cual emergen todas las ondas de pensamiento,
es gozado por los Iluminados como un océano de silencio y felicidad.

El cuarto, dicen los sabios,
es simplemente el puro Yo
que mora en el corazón de todos.
Es el Señor de todo,
Aquél que Todo lo ve,
Origen y Meta de todo.
No es consciencia exterior,
ni consciencia interior,
ni es la suspensión de la consciencia,
ni es saber,
ni es no saber,
ni es el conocimiento mismo.
No puede ser visto, ni comprendido,
ni puede ser limitado.
Es inefable
y está más allá de todo pensamiento.
Es indefinible.
Solamente es conocido cuando te conviertes en Él.
Es el final de toda actividad,
silencioso e inmutable,
el Bien Supremo,
el Uno sin segundo.
Ése es el verdadero Yo.
al que has de conocer por sobre todas las cosas.

Este puro Yo y el AUM son uno.
Y los diferentes aspectos del Yo
corresponden al AUM y sus sonidos: A-U-M.

La experiencia del mundo exterior, corresponde a la A, el primer sonido.
Así se inicia y culmina toda acción.
Todo aquél que despierta a este aspecto actúa en libertad
y triunfa.

La experiencia del mundo interior corresponde a la U, el segundo sonido.
Así se inicia el sostén y la unificación.
Aquél que despierta a él, sostiene la tradición del conocimiento
y unifica las diversidades de la vida.
Todo aquello con lo que se encuentra,
le habla del Brahman.

El estado de sueño profundo corresponde a la M, el tercer sonido.
Así se inicia la medición y la fusión.
Todo aquél que despierta a este aspecto se funde con el mundo
y posee la medida de todas las cosas.

El Yo puro, sólo,
Ése que es indivisible,
Ése que no puede ser descrito, el Bien Supremo, el Uno sin segundo,
Ése se corresponde con la totalidad del AUM.Todo aquél que despierta a eso se convierte en el Yo.

Mantras que se recitan en las clases de Hatha Yoga:

 

 Mantra incial

Escrito tal y como se pronuncia desde el Sánscrito al Castellano

Este Mantra es parte de:

KHATA UPANISHAD

 

OM

SAHA NAAVAVATU

SAHANAU BHUNAKTU

SAHAVIRYAM KARAVAAVAHAI

TEDYASVINAAVADHITAMASTU

MAA VIDVISHAAVAHAI

OM

 

(Que El proteja a ambos, maestro y discìpulo, que El nos haga disfrutar de la felicidad de la liberación, que ambos nos esforcemos para descubrir el verdadero significado de las escrituras,

Que nuestro aprendizaje sea brillante, que nunca disputemos entre nosotros)


 

 

Mantra final

OM

LOKAA SAMASTHA SUKHINO BHAVANTHU

OM SHANTI SHANTI SHANTI

 

 (Que todos los Seres de todos los Mundos sean felices y prósperos)

 

HARI OM TAT SAT 

Hari Om Tat Sat” es la unión de dos mantras antiguos de los Vedas. Paramhamsa Swami Satyananda unió el mantra “Hari Om” junto con “Om Tat Sat” creando “Hari Om Tat Sat”.

Hari: representa la vida y el universo manifestado, lo que podemos ver como creación, este mundo. (También es otro nombre referente al Dios hindú Vishnu, el Preservador del Mundo)

Om: representa la realidad que no podemos ver con nuestros ojos pero que podemos percibir, es el aspecto no creado de lo absoluto. Es la realidad poco evidente, el aspecto no visto, invisible.

Entonces “Hari Om Tat Sat” significa “Es la verdad”. Eso que puedo ver con mis ojos y lo que está más allá de mis ojos es lo mismo, no es diferente. El creador y la creación son uno solo.


 

 
images2.jpg
 
 
1.Maha Mrityunjaya Mantra 
 
OM Tryambakam Yajamahe / Sugandhim Pushtivardhanam
Urvarukamiva Bandhanam / Mrityor Mukshiya Mamritat 
 
Protégeme oh, Señor shiva, bendíceme con salud e inmortalidad,
Y aléjame de las garras de la muerte,
Como se separa un fruto de la enredadera.
 
2.  Om sarveshám svastir-bhavatu /
sarvesám sántir-bhavatu /
 sarvesám púrnam bhavatu /
sarvesám mangalam bhavatu.
 
Que todo se establezca en el Ser
Que todos logren la paz,
Que todos realicen su perfección y Que todos permanezcan en lo propicio.
 
3.  Om sarve bhavantu sukhinah 
sarve santu nirámayáàh
sarve bhadráni pasyantu / má kaschid/ dukha-bhág bhavet
 
Que todos sean felices,
Que todos sean saludables,
Que todos sólo vean visiones propicias. Que nadie tenga sufrimientos.
 
4.  Om Asato ma sadgamaya 
tamaso má jyotir gamaya 
mrtyor má amrtam gamaya 
 
Om. Llévame de lo irreal a lo Real.Llévame de la oscuridad a la Luz.
Llévame de la  muerte a la inmortalidad. Del Upanishad Brihadaranyaka 1:3:28
 
5.  Om púrnamadah / púrnamidam
 púrnát púrnamudachyate
 púrnasya púrnamádáya
 púrnamevávasishyate.
Om shantih shantih shantih
 
Om. Aquello es Todo. Esto es el todo.
Del todo sale el todo.
Después de haber sacado el todo del Todo,
solo queda el todo. Del Upanishad Brihadaryanaka 5:1:1
 
Mantra incial
Escrito tal y como se pronuncia desde el Sánscrito al Castellano
Este Mantra es parte del KHATA UPANISHAD.
OM
SAHA NAAVAVATU
SAHANAU BHUNAKTU
SAHAVIRYAM KARAVAAVAHAI
TEDYASVINAAVADHITAMASTU
MAA VIDVISHAAVAHAI
OM 
Que El proteja a ambos, maestro y discìpulo, que El nos haga disfrutar de la felicidad de la liberación, que ambos nos esforcemos para descubrir el verdadero significado de las escrituras,
Que nuestro aprendizaje sea brillante, que nunca disputemos entre nosotros.
 
Mantra final
OM LOKAA SAMASTHA SUKHINO BHAVANTHU
OM SHANTI SHANTI SHANTI
 (Que todos los Seres de todos los Mundos sean felices y prósperos)
 HARI OM TAT SAT 
   
   
Teoría del mantra es que es una palabra de poder nacida de las secretas profundidades de nuestro ser, donde ha sido generada por una conciencia más profunda que la mental, tejida en el corazón y no generada por el intelecto, sostenida en la mente y vuelta a concentrar por nuestra conciencia despierta. Finalmente emitida en forma sonora o silenciosa…el mantra no sólo puede crear nuevos estados subjetivos en nosotros mismos, sino que también altera nuestro ser psíquico revelándonos conocimientos y facultades que nosotros mismos no poseíamos previamente, puede producir efectos similares en mentes ajenas al del que lo está pronunciando y producir vibraciones en la atmósfera mental y vital que resulta en efectos, en acciones e incluso en la producción de formas materiales en el plano físico. El mantra es, simultáneamente, un símbolo. Un instrumento, un cuerpo sonoro, para la manifestación divina. La función del mantra es crear vibraciones en la conciencia interior de tal modo de prepararla para la realización de Aquéllo que el mantra simboliza y que, según se supone, está acarreando en su interior…” Aurobindo
Publicado en YOGA
Etiquetado como

Tienes que aceptar nuestras cookies para poder disfrutar de la mejor experiencia posible en este sitio Web To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information